despierta el niño que hay en ti y entrénate para la vida

Abre el cuerpo, la mente, el corazón, eleva el espíritu y expande la conciencia

Conviértete en quien ya eres, acepta tu naturaleza y toma la responsabilidad que te corresponde; eres el único responsable de quien eres y donde estás, que quieres ser. Estar vivo es arriesgar en un mundo que cambia constantemente, cada segundo, todo esta conectado, no podemos aferrarnos a nada en un mundo que cambia constantemente, nada ni nadie nos pertenece, ni hay víctimas ni culpables; pero cuando digo arriesgar, me refiero, principalmente, a escalar las montañas internas. En Occidente somos ricos en el mundo externo, pero pobres en el mundo interior. Entrenar las dimensiones del ser humano nos ayuda a sacar lo mejor de cada individuo, desde el canal del amor, para tener claridad en la vida, abrirnos a dar y recibir abundancia, aceptando la realidad tal cual es, ni le sobra nada ni le falta nada, entonces nos adaptamos y fluimos con lo que venga, con cada momento; estando conscientes en el momento presente, tendrás un vislumbre de eternidad; todo momento vivido pausado y relajadamente es eternidad aquí-ahora. Estamos enfocados a descubrir quienes somos realmente, porque ni tu nombre, ni la identidad de estatus que te impone la sociedad, te definen. Todo es entrenamiento, desde dentro hacia fuera, para tener equilibrio, descubrir las cualidades innatas como ser humano, optimizar nuestro tiempo, lo más valioso que tenemos y conseguir lo imposible, porque no hay nada que no podamos conseguir, ni nadie que nos lo pueda impedir, todo es posible. Por eso te desafiamos al cambio, porque tienes mucho que ganar y nada que perder.

 

Cuidarse empieza por tomar consciencia de uno mismo, estar en calma y armonía con la naturaleza y vivir experiencias saludables completas

                       

                         Conócete a ti mismo

                      Cuídate desde el interior

                   Reconecta con la Naturaleza

 

Fúndete en un encuentro con madre naturaleza en el mundo de los sentidos; abre el cuerpo y siente como nos acoge en sus senos, respira por los poros de la piel, por todo el cuerpo, piensa con el viento, escucha el idioma de los pájaros, habla con los ojos el lenguaje de las plantas, mira con la boca, abraza con las piernas a madre tierra y baila con los brazos en un fluir, soltar y confiar, siente como la vida se vierte a través de nosotros, a través del SER.

Entrenamiento integral holístico de las dimensiones del SER humano Cuerpo-Mente-Alma-Espíritu-Conciencia. En la dimensión táctil del cuerpo, aprender a escuchar nuestro cuerpo, que necesita para un rendimiento óptimo durante el día, nada de hacer ayunas, ni de castigar el cuerpo; si incluimos entrenamiento físico, mejora de la fuerza, resistencia cardiovascular, coordinación, equilibrio, estabilidad, flexibilidad, agilidad y reflejos. En la dimensión de la mente, aprender a utilizar la mente eficazmente para relacionarnos con nuestro entorno, por que no existe un botón donde podamos parar la mente; esto es lo que hacemos con la meditación; En la dimensión de la conciencia, aprender a operar sin utilizar la mente, conscientes de todo lo que sucede a nuestro alrededor, tremendamente despierto y calmado; además mejora de la toma de decisiones y la creatividad. En la dimensión de las emociones conectamos con nuestra naturaleza, la fuente de la vida y con nuestro corazón, que canaliza nuestras emociones, mejora de las habilidades sociales, la manera de relacionarnos con el mundo, con alegría, autenticidad y espontaneidad. En la dimensión espiritual mejora del amor propio, confianza, amor incondicional y agradecimiento hacia los demás. Una concepción holística, global de una manera de mirar la vida, de apreciar todo lo que nos rodea con amor, adquirir una percepción de gratitud y abundancia con la vida, de afrontar las adversidades con valor y aprender para crecer, de vivir cada momento en esta experiencia de vida como si fuera el último, así entonces la vida se convierte en una aventura. El entrenamiento holístico incluye llevar buenos hábitos alimenticios; para mantener el cuerpo alcalino es cuestión del PH en sangre y equilibrio emocional; la sangre debe permanecer en un PH ligeramente alcalino en torno a 7,3 de lo contrario las células enfermarían; el tipo de alimentación que seguimos afecta a nuestros niveles de edificación de la sangre; integramos todo para sacar la mejor versión de uno mismo. La base es trabajar todas las fibras que conforman el sistema muscular; la estrategia consiste en utilizar una diversidad de técnicas no lineales de ejercicios. Este método de entrenamiento es apto para personas en todos los niveles.

todo empieza trabajando dentro de ti y descubre quién eres